Rejuvenecimiento de manos

A partir de los 40 años, las manos comienzan a sufrir un proceso de deterioro, especialmente en el dorso, donde los signos del envejecimiento son más notables. Piel quebradiza, manchas y aumento de la red venosa son algunos de los indicativos de que nuestras manos van perdiendo el aspecto juvenil que tenían anteriormente.

Las manos, junto con el rostro, son una de las partes del cuerpo que más mostramos durante todo el año y donde más se pueden ver reflejados los signos de la edad. Por ello, cada vez más pacientes nos solicitan un tratamiento de rejuvenecimiento de manos, que les ayude a recuperar la tersura y suavidad. Tener unas manos cuidadas, tersas y con aspecto más joven ahora también es posible.

Existen diferentes tipos de tratamientos que permiten mejorar el aspecto de las manos. Uno de los más novedosos y efectivos es la infiltración de Radiesse™ (hidroxiapatita cálcica) en el dorso, que consigue que la piel se rellene y rejuvenezca y cuyos efectos duran hasta dos años. En nuestra Clínica Bajo en Los Cristianos (Tenerife) es el producto que mejores resultados nos ha dado.

Rejuvenecimiento de manos con Radiesse™

Radiesse™ es la última novedad en el tratamiento de rejuvenecimiento de manos. Consiste en la infiltración de un vial del producto en cada uno de los dorsos de las manos, que posteriormente se reparte homogéneamente por toda la superficie a través de un masaje. Se realiza bajo anestesia local y los resultados pueden apreciarse inmediatamente, aunque el paciente debe esperar hasta un mes para comprobar el efecto definitivo.

Gracias a este tratamiento se consigue que las manos muestren un aspecto más joven, reduciendo visiblemente las venas y aportando una mayor hidratación. Además, se puede combinar con técnicas atenuadoras de manchas cutáneas para lograr un efecto perfecto.