Con el paso del tiempo nuestro cuerpo se va deteriorando de manera inevitable y podemos sufrir más molestias. Nos ocurre en los huesos, en problemas en la piel, y también en nuestra boca. La salud bucal en la tercera edad, de hecho, condiciona directamente nuestra calidad de vida, ya que es fundamental en el proceso de la alimentación.

Sin duda, el cuidado que tengamos en los años previos mejorará o no la salud bucal en la tercera edad. Según la Organización Mundial de la Salud, el 30% de las personas con edad entre los 65 y los 74 no tiene dientes naturales y eso se debe, principalmente, a las caries que se sufren de adulto y que no se tratan a tiempo.

Cuidados de la salud bucal en la tercera edad

El estado de las encías es primordial en la salud bucal. Uno de los problemas más comunes es la retracción de las mismas, que puede originar que se pierda la pieza dental, ya que los dientes pierden su soporte. Sin embargo, también hay otros factores que puede influir como la toma de medicamentos, malos hábitos como el tabaquismo o el consumo de alcohol, o algunas enfermedades más comunes en la edad como la artritis, la diabetes, etc.

Por ello es fundamental cepillarse los dientes al menos dos veces al día con un cepillo suave y utilizar el hilo dental. En caso de tener una dentadura postiza, también debemos cepillarla diaramente si no queremos sufrir molestias en las encías. Recuerda también nunca sumergirla en agua caliente, ya que se podría deformar.

Y por último, lo más importante, nunca dejes de visitar al dentista periódicamente. En las revisiones se pueden detectar problemas que, con un rápido tratamiento, se pueden disminuir las consecuencias. Visítanos en Clínica Dental Bajo y mejora la salud bucal en la tercera edad.