Los brackets son uno de los principales tratamientos de ortodoncia que, junto con otras modalidades, utilizamos con frecuencia en Clínica Dental Bajo. Sin duda se trata de un método efectivo, con el que conseguimos una bonita sonrisa, aunque pueden resultar algo incómodos durante los primeros días. De hecho, una de las principales preguntas que recibimos respecto a este tratamiento es ¿qué podemos comer con brackets y qué no?

Hay que tener en cuenta que durante el tratamiento tenemos que ser cuidadosos con lo que comemos y, por supuesto, con la higiene bucal. Los días posteriores a comenzar el tratamiento, puede resultar algo molesto la ingesta de ciertos alimentos. En ese caso lo mejor es optar por alimentos suaves y fríos, como purés, zumos, o alimentos molidos. Sin embargo, también debemos tener cierto cuidado con nuestra alimentación diaria en los meses venideros, pues los brackets no dejan de ser delicados.

Comer con brackets: las pautas básicas para elegir bien tu alimentación

Con brackets podemos hacer vida prácticamente normal, aunque debemos cuidar ciertos aspectos de la alimentación. Por ejemplo, durante todo el tratamiento debemos evitar productos pegajosos, como los chicles, que puedan pegarse e incluso dañarnos el aparato.

En cuanto a la alimentación básica, a continuación te damos algunos ejemplos de lo fácil que puede ser comer con brackets si elijes bien.

Alimentos cocidos. A veces es más importante la manera de cocinar los alimentos que los alimentos en sí. Por eso debemos tener en cuenta que los alimentos cocidos son más blandos y fáciles de triturar que otros métodos de cocina. Siempre que puedas, opta por cocer los alimentos.

Pescados. La mejor opción de proteína que podemos elegir es el pescado, porque su textura es ideal para estos momentos.

Carnes. Podemos seguir consumiento carne sin ningún problema, solo recomendamos elegir carnes poco fibrosas que no sean fáciles de masticar.

Ensaladas. Un plato completo y perfecto, sobre todo en esta etapa de verano.

Frutas. Tengamos brackets o no, la ingesta de al menos 3 piezas de fruta al día es fundamental. Si llevas brackets, trocea la fruta antes de comerla.

Como ves, nuestra rutina no tiene por qué cambiar tanto utilizando este tipo de ortodoncia, ya que comer con brackets no tiene que suponer un gran cambio en nuestra alimentación. En cualquier caso, en Clínica Dental Bajo estamos para resolverte todas las dudas y ofrecerte el tratamiento más llevadero. ¡Te esperamos!