El cepillo de dientes es nuestro mayor aliado cuando hablamos de higiene bucal. Aunque contamos con otras alternativas, lo cierto es que esta herramienta es la más efectiva y cómoda para la limpieza rutinaria. Cepillarnos los dientes tres veces al día es fundamental para mantener nuestra boca protegida, ahora bien, es importante saber qué cepillo elegimos, puesto que nos encontramos diferentes tipos de cepillos de dientes en el mercado.

Mucha gente piensa que los cepillos solo se pueden diferenciar según el tipo de cerdas que tengan. En este sentido hablamos de cepillos duros, medios o suaves, dependiendo de si son más suaves o menos. No obstante, aunque el nivel de dureza de la cerda es importante, existen otros muchos tipos de cepillos de dientes que son ideales para cada ocasión. ¿Los conoces?

Tipos de cepillos de dientes que encontramos en el mercado

Para dar cobertura a todos los casos que generalmente se encuentran, se han inventado diferentes cepillos ideales para los más pequeños, los que sufren alguna enfermedad o los que necesitan una limpieza más exhaustiva.

  • Cepillos de dientes para niños: con unas cerdas muy suaves que no dañan las encías ni el esmalte, que son más sensibles que la de los adultos.
  • Cepillos para después de la cirugía: Son cepillos ultrasensibles indicados para las personas que se acaban de someter a una cirugía bucal.
  • Cepillos para ortodoncia: en la hilera central las cerdas son más cortas, para así limpiar mejor los brackets.
  • Cepillos interproximales: sirven para eliminar el resto de bacterias de entre los dientes o la cara interna de los mismos.
  • Cepillos de periodoncia: tienen dos tiras  más espaciadas para así llegar mejor a los espacios interdentales.

Como siempre decimos en Clínica Dental Bajo, la prevención es la mejor herramienta para evitar enfermedades bucodentales. Por ello, asegúrate de tener un cepillo que se ajuste a tus necesidades.